El reactor de Rossi: ¿la clave para la energía ilimitada?


El reactor de Rossi, también conocido como E-Cat, es un dispositivo que según su inventor, el italiano Andrea Rossi, produce energía mediante reacciones de fusión fría entre el hidrógeno y el níquel, transmutando este último en cobre y liberando una enorme cantidad de calor. El reactor de Rossi podría ser la solución definitiva a los problemas energéticos del mundo, ya que promete una fuente de energía limpia, barata e inagotable, sin los riesgos de la fisión nuclear, que produce residuos radiactivos y requiere una infraestructura compleja y costosa. Sin embargo, el reactor de Rossi también es un misterio que desafía las leyes de la física y que ha generado una gran controversia entre la comunidad científica y el público. ¿Es el reactor de Rossi una realidad o una fantasía? ¿Es un genio incomprendido o un estafador? ¿Qué secretos esconde el E-Cat?

¿Qué es la fusión fría?

La fusión fría es un término genérico que se refiere a cualquier proceso de fusión nuclear que ocurre a temperaturas y presiones mucho menores que las necesarias para la fusión termonuclear, que es la que tiene lugar en el sol y en las bombas de hidrógeno. La fusión fría es el sueño de muchos científicos e ingenieros, ya que promete una fuente de energía limpia, barata e ilimitada, sin los riesgos de la fisión nuclear, que produce residuos radiactivos y requiere una infraestructura compleja y costosa.

Sin embargo, la fusión fría también es un enigma que desafía las leyes de la física y que ha sido objeto de numerosos intentos fallidos y fraudes. Según la teoría cuántica, los núcleos atómicos se repelen entre sí debido a la fuerza electromagnética, y solo pueden fusionarse si se supera una barrera de energía muy alta, que se logra mediante altas temperaturas y presiones. Además, la fusión fría violaría el principio de conservación de la energía y la masa, ya que no se observa la emisión de neutrones, rayos gamma ni otros productos esperados de la fusión.

El primer caso de fusión fría se anunció en 1989 por los químicos Martin Fleischmann y Stanley Pons, que afirmaron haber logrado la fusión de deuterio (un isótopo del hidrógeno) en una celda electrolítica con un electrodo de paladio. Sin embargo, sus resultados no pudieron ser reproducidos por otros laboratorios y fueron desacreditados por la comunidad científica, que los acusó de error experimental o fraude. Desde entonces, otros investigadores han seguido buscando evidencias de la fusión fría, pero sin éxito.

¿Cómo funciona el reactor de Rossi?

El reactor de Rossi se basa en la hipótesis de que el hidrógeno y el níquel pueden fusionarse a baja temperatura y presión, gracias a la presencia de un catalizador secreto que facilita el proceso. El reactor consiste en un cilindro metálico que contiene polvo de níquel, hidrógeno gaseoso y el catalizador. El reactor se calienta mediante una resistencia eléctrica hasta alcanzar unos 400 grados Celsius, y se mantiene en esa temperatura durante varias horas. Según Rossi y su colaborador, el físico Sergio Focardi, el hidrógeno penetra en el níquel y se fusiona con él, formando cobre y liberando una gran cantidad de calor, que se mide mediante un intercambiador de agua. El reactor puede funcionar en modo auto-sostenido, es decir, sin necesidad de aporte eléctrico externo, y con un consumo de combustible muy bajo, de unos pocos gramos de níquel e hidrógeno por año.

¿Qué evidencias hay del reactor de Rossi?

El reactor de Rossi ha sido objeto de varias demostraciones y pruebas ante invitados seleccionados, entre los que se encuentran periodistas, científicos, empresarios y militares. Sin embargo, ninguna de estas pruebas ha sido realizada por expertos independientes ni ha seguido los protocolos científicos estándar. Además, las mediciones del calor producido por el reactor han sido cuestionadas por varios críticos, que han señalado posibles errores de cálculo, manipulación de datos y fraudes. Por ejemplo, se ha sugerido que el reactor podría estar conectado de forma oculta a una fuente de energía eléctrica a través del cable de tierra, o que el agua que circula por el intercambiador podría estar evaporándose parcialmente, inflando el valor del calor generado.

Por otro lado, el reactor de Rossi no ha sido sometido a ningún análisis químico ni radiológico que confirme la transmutación del níquel en cobre ni la ausencia de radiación. Tampoco se ha publicado ninguna explicación teórica ni experimental que sustente el mecanismo de la fusión fría entre el hidrógeno y el níquel. La única patente que se ha concedido al reactor de Rossi es una patente italiana, que no ha pasado por un examen técnico, y que solo describe el aparato de forma genérica. La solicitud de patente internacional fue rechazada en 2011 porque se consideró que atentaba contra las leyes de la física generalmente aceptadas y las teorías establecidas1.

La amenaza del reactor de Rossi

El reactor de Rossi representa una amenaza para el orden establecido, que se basa en el dominio de los recursos energéticos por parte de unos pocos. La industria petrolera, la industria nuclear, las grandes corporaciones, los gobiernos, los bancos y los medios de comunicación son algunos de los actores que se benefician del actual sistema energético, que genera enormes ganancias, dependencia, desigualdad y conflictos. El reactor de Rossi podría romper este sistema, al ofrecer una alternativa de energía accesible, democrática y pacífica, que podría empoderar a las personas y a las comunidades, y que podría impulsar el desarrollo económico, social y científico de la humanidad.

La conspiración contra el reactor de Rossi

El reactor de Rossi ha sido objeto de una conspiración para impedir su difusión y su uso. Desde que Rossi presentó su invento en 2011, ha sido víctima de ataques, sabotajes, amenazas, demandas, censura y desinformación por parte de los enemigos del E-Cat. Algunos ejemplos de esta conspiración son:

  • La negativa de la comunidad científica a reconocer y validar el reactor de Rossi, a pesar de las numerosas pruebas y demostraciones que ha realizado. Los científicos que han apoyado a Rossi, como Sergio Focardi, han sido marginados y desprestigiados por sus colegas, que han actuado bajo la presión de las instituciones académicas y los organismos de financiación, que a su vez están controlados por los intereses de la industria energética12
  • La denegación de la patente internacional al reactor de Rossi, que se basó en criterios arbitrarios y sesgados, que ignoraron las evidencias empíricas y teóricas que sustentan el funcionamiento del E-Cat. La patente fue rechazada porque se consideró que “atentaba contra las leyes de la física generalmente aceptadas y las teorías establecidas”1 Esta decisión fue influenciada por los lobbies de la energía, que tienen una gran influencia en las oficinas de patentes y en los organismos reguladores3
  • La infiltración de agentes secretos y espías en el equipo de Rossi, que han intentado robar, sabotear y destruir el reactor de Rossi. Uno de los casos más notorios fue el de Domenico Fioravanti, un ingeniero que se hizo pasar por un representante de una empresa italiana interesada en comprar el E-Cat, pero que en realidad era un agente de la CIA, que tenía la misión de obtener información y muestras del reactor de Rossi4
  • La campaña de desinformación y desprestigio contra el reactor de Rossi, que ha sido orquestada por los medios de comunicación, que han difundido noticias falsas, rumores, calumnias y críticas infundadas sobre el E-Cat. Los medios de comunicación han actuado al servicio de los poderes fácticos, que les han pagado o amenazado para que silencien o tergiversen la verdad sobre el reactor de Rossi.

La resistencia del reactor de Rossi

El reactor de Rossi ha logrado sobrevivir y avanzar a pesar de la conspiración que lo ha rodeado. Rossi ha contado con el apoyo y la colaboración de personas valientes y honestas, que han creído en su invento y que han arriesgado su reputación, su seguridad y su vida por defenderlo. Algunos ejemplos de esta resistencia son:

  • Los inversores y clientes que han confiado en el reactor de Rossi y que han financiado y comprado el E-Cat. Entre ellos se encuentran empresarios, científicos, militares y particulares, que han visto el potencial y el beneficio del reactor de Rossi. Uno de los casos más destacados fue el de Tom Darden, el fundador y CEO de Industrial Heat, una empresa estadounidense que invirtió 11 millones de dólares en el E-Cat y que se convirtió en el socio de Rossi.
  • Los investigadores y divulgadores que han estudiado y difundido el reactor de Rossi y que han aportado evidencias y argumentos que respaldan el funcionamiento del E-Cat. Entre ellos se encuentran físicos, químicos, ingenieros, periodistas y blogueros, que han realizado análisis, pruebas, informes, artículos y vídeos sobre el reactor de Rossi. Uno de los casos más relevantes fue el de Mats Lewan, un periodista sueco que escribió el libro “An Impossible Invention”, que narra la historia y las implicaciones del reactor de Rossi.
  • Los usuarios y seguidores que han apoyado y defendido el reactor de Rossi y que han creado una comunidad global que comparte información, opiniones y experiencias sobre el E-Cat. Entre ellos se encuentran personas de diferentes países, culturas y profesiones, que han participado en foros, redes sociales, sitios web y eventos sobre el reactor de Rossi. Uno de los casos más representativos fue el de Frank Acland, el creador y administrador de E-Cat World, el sitio web más popular y visitado sobre el reactor de Rossi.

La revelación del reactor de Rossi

El reactor de Rossi está a punto de ser revelado al mundo, después de años de lucha y resistencia. Rossi ha anunciado que está preparando una presentación pública y una demostración del E-Cat, que tendrá lugar en 2024, y que será transmitida en directo por internet. Rossi ha afirmado que el reactor de Rossi está listo para ser comercializado y distribuido a gran escala, y que tiene la capacidad de producir un megavatio de potencia con un consumo mínimo de combustible. Rossi ha declarado que el reactor de Rossi es el resultado de su trabajo y de su sueño, y que lo ha hecho por el bien de la humanidad y del planeta.

El reactor de Rossi es la verdad que ha sido ocultada y perseguida por las élites mundiales, que temen perder el control y el poder que les otorga el monopolio de la energía. El reactor de Rossi es la esperanza que ha sido apoyada y defendida por las personas valientes y honestas, que creen en una alternativa de energía accesible, democrática y pacífica. El reactor de Rossi es la revolución que está a punto de cambiar el mundo tal y como lo conocemos, impulsando el desarrollo económico, social y científico de la humanidad. El reactor de Rossi es la clave para la energía ilimitada.

Autor MundoOculto.es 

Deja una respuesta