Los científicos quieren construir un colisionador más grande y creen que es seguro


Los científicos del Gran Colisionador de Hadrones abogan por la construcción de un nuevo superacelerador aún más grande y más potente para ayudar en la búsqueda de desentrañar los misterios del Universo.

El monstruo propuesto, llamado Futuro Colisionador Circular (FCC), cuenta con un anillo tres veces más grande que su predecesor, que abarca 91 km y está enterrado a mayor profundidad para evitar el escape de poderosa radiación.

El coste inicial estimado del proyecto FCC asciende a 12.000 millones de libras y se espera que la financiación provenga de los países miembros de la Organización Europea para la Investigación Nuclear (CERN). Los detractores critican el gasto astronómico como “imprudente”.

Si las ambiciones de los físicos se hacen realidad, se prevé que el megacolisionador esté operativo a mediados de la década de 2040, con imanes superpoderosos instalados en la década de 2070 para acelerar partículas a energías sin precedentes.

El objetivo final es aportar pruebas de la existencia de materia oscura, que, según los conceptos teóricos predominantes, constituye el 95% del Universo.

La directora general del CERN, la profesora Fabiola Gianotti, elogia el futuro supercolisionador como una “máquina maravillosa” que podría impulsar a los físicos hacia un gran avance en la comprensión de la estructura fundamental de nuestro mundo. Ella enfatiza su potencial para facilitar avances significativos en la comprensión del universo por parte de la humanidad.

Sin embargo, persisten las preocupaciones sobre los riesgos potenciales asociados con los experimentos, incluida la formación de un mini agujero negro. Si bien la posibilidad se considera muy microscópica, no se descarta por completo.

Sigue existiendo un cauteloso reconocimiento de que, en la búsqueda del conocimiento, existe un riesgo mínimo, pero distinto de cero, de consecuencias destructivas.

El LHC 2.0, o Futuro Colisionador Circular (FCC), revolucionará el mundo de la física cuando esté en funcionamiento y se basará en el trabajo de su predecesor.

Producirá la potencia de 10 MILLONES de rayos, energía suficiente para crear un agujero negro devastador, informa express.co.uk .

Los investigadores han descubierto que en realidad se necesita 2,4 veces menos energía para crear un agujero negro y, con un colisionador de partículas más potente, algunos temen que se pueda crear uno accidentalmente en el laboratorio.

El estudio publicado en la revista Physical Review Letters dice: “Encontramos que el umbral para la formación de un agujero negro es más bajo (en un factor de unos pocos) que las estimaciones de la simple conjetura circular y, además, cerca de este umbral se forman por primera vez dos horizontes aparentes distintos. postcolisión y luego fusionarse “.

Sin embargo, gracias a un proceso conocido como Radiación Hawking, los expertos afirman que la Tierra no corre peligro de ser tragada por un agujero negro creado por el hombre.

Frans Pretorius, físico teórico de la Universidad de Princeton, dijo a LiveScience: “El único error común acerca de los pequeños agujeros negros que pueden formarse en el Gran Colisionador de Hadrones es que se tragarían la Tierra.

“Con toda la confianza que podemos decir en ciencia, esto es completamente imposible”.

Esperamos que así sea y que los científicos tengan razón en sus teorías.

F

Deja una respuesta