Secretos escondidos en la Capilla Sixtina.

Secretos escondidos en la Capilla Sixtina.

¿Te has fijado en que los dedos de Dios y de Adán no llegan a tocarse en la célebre pintura de Miguel Ángel en el techo de la Capilla Sixtina?

En la pintura, el dedo de Dios se alarga todo lo que puede, pero el dedo de Adán está con las últimas falanges encogidas.

El arte quiere transmitir que Dios está siempre presente, pero la elección de acercarse a él depende del hombre.

Si un hombre desea contactar con Dios, tendrá que estirar el dedo, pero si no lo hace, puede vivir toda su vida sin buscarlo.

La falange final retraída de Adán simboliza el libre albedrío.

MundoOculto.es

Síguenos en Facebook