El misterio de los ‘Cohetes Fantasma’ resurge: ¿Secretos bajo los lagos helados del ártico?

En el transcurso del año 2000, numerosos informes surgieron sobre lo que se denominaron los “Cohetes Fantasma” que se remontaban a 1946. Estos misteriosos objetos no identificados generaron un interés particular debido a sus avistamientos recurrentes en lagos de Noruega y Suecia. A lo largo de los años, se han registrado al menos 16 informes de este fenómeno, desde 1946 hasta 2012, principalmente en Finlandia, Noruega y Suecia.

Uno de los primeros avistamientos documentados ocurrió en agosto de 1947, presenciado por el alcalde Bernhard Sollie y su peón en el lago Djupsjøen, cerca de Hessdalen, Noruega. Un objeto en forma de huevo, acompañado de un sonido similar al de un motor a reacción, descendió del cielo y se dirigió hacia el lago. Realizó un giro repentino de 180 grados antes de aterrizar con un chapoteo en la superficie, presuntamente hundiéndose poco después. A pesar de los esfuerzos de los investigadores civiles de ovnis en 1969 y 1973 para buscar el objeto en el lago, no se encontraron rastros.

En junio de 2023, un equipo liderado por Rune Røstad decidió reiniciar la búsqueda utilizando tecnología moderna, como un sonar de barrido lateral. Este equipo logró localizar un objeto desconocido en el fondo del lago y obtuvo una imagen en 3D a partir de los datos del sonar. En febrero de 2024, el equipo está de regreso con el plan de cortar una capa de hielo de 65 cm de espesor y enviar buzos equipados con detectores de metales y removedores de lodo para recuperar e identificar el objeto, en una operación que han llamado “Operación Focas Árticas”.

Los “Cohetes Fantasma” plantean numerosas preguntas sobre su origen y naturaleza. ¿Fueron estas extrañas apariciones el resultado de armas secretas soviéticas? ¿O tal vez eran visitantes de otro planeta o incluso de otra época? El misterio persiste sobre cuántos de estos objetos pueden seguir reposando en el fondo de los lagos helados del ártico. Sin embargo, con los avances tecnológicos actuales, la posibilidad de descubrir la verdad detrás de estos enigmas se encuentra más cerca que nunca.

Orígenes de los Cohetes fantasmas 

Los cohetes fantasmas (en sueco: Spökraketer; también llamados cohetes fantasmas escandinavos) fueron una serie de cohetes, o de objetos voladores no identificados en forma de misil, avistados principalmente en Suecia y Finlandia a lo largo de 1946.

Los primeros informes de estos cohetes fueron registrados por observadores finlandeses el 26 de febrero de 1946.1​ Entre mayo y diciembre de ese año, se registraron alrededor de 2.000 avistamientos, habiendo un pico de dicha presencia entre los días 9 y 11 de agosto, fechas coincidentes con la lluvia de meteoros de las perseidas. Se verificaron doscientos avistamientos con retornos de radar, y las autoridades recuperaron fragmentos físicos atribuidos a dichos cohetes fantasmas.

Las investigaciones concluyeron que muchos avistamientos de estos cohetes fantasmas probablemente fueron causados por meteoritos, lo que se comprobaba en los hallazgos del mes de agosto coincidiendo con la lluvia de meteoros. No obstante, la mayoría de los avistamientos de cohetes fantasmas no ocurrieron durante dicha actividad meteórica, y además mostraron características inconsistentes con dichos cuerpos celestes, como la maniobrabilidad reportada.

 F

  ¿Te gusto la noticia? compártela en tus redes sociales.

Deja una respuesta